Menú

El Yoga y el arte de ser concientes

por
Míriam
11 May, 2018

De nuevo ponemos de manifiesto el significado del yoga e intentamos profundizar en su significado. Yoga significa “unión”, ¿pero qué se supone que ha de unir el Yoga? A través de este artículo descubrimos algunas claves para comprender mejor cuál es el objetivo de la práctica de esta disciplina.

¿Qué es el Yoga?

¿Qué es “Aquéllo” que une el Yoga?

Cómo percibir la Unión. El arte de ser conscientes

 

¿Qué es el Yoga?

Literalmente, la palabra yoga significa “unir”, “uncir”, “atar”. Deriva de la raíz indoeuropea yug que, en nuestra lengua, nos ha dado términos como “yugo”. Así pues, el yoga es aquello que une, que ata; pero también puede referirse a las técnicas que empleamos para conseguir esa unión, por lo que el término adquiere más matices.

Si atendemos a la definición que el sabio Patañjali ofrece sobre qué es el Yoga, en su obra Yoga Sutras, nos encontramos que se define como “el cese de las fluctuaciones de la mente”

योगश्चित्तवृत्तिनिरोधः

yogaścittavr̥ttinirodhaḥ

El Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente

Yoga Sutras II.2

Pero existen otras muchas definiciones, que van a depender de la escuela filosófica y del momento histórico en que nos encontremos.

Lo que sí existe es la misma idea de Unión, en todos los casos. Sin embargo, ¿qué es lo que hay que unir?

¿Qué es “aquéllo” que une el Yoga?

Cuando hablamos de “unión” a través del Yoga, digamos que existen dos coordenadas de unión. Por un lado, la unión interna, y por otro lado la unión externa.

  • La unión interna se refiere a nuestro propio ser. Nuestra mente suele crear una experiencia de dualidad respecto a nosotros mismos. Solemos pensar, por ejemplo, en nuestro cuerpo y en nuestra mente como dos entidades diferentes que cohabitan en nosotros. Esta idea, además, se ha ido haciendo cada vez más patente a lo largo de la historia de nuestra sociedad, de modo que hemos creado un sesgo cada vez mayor entre cuerpo y mente. Tenemos la idea de que nuestros pensamientos van por un lado, y que nuestro cuerpo y sus funciones van por otro lado, cuando en realidad son las dos caras de una misma moneda: lo que sucede en tu cuerpo, sucede en tu mente, y al revés. Pero, además de cuerpo y mente, los maestros del Yoga realizaron un análisis mucho más profundo de diferentes aspectos que pertenecían a nuestra naturaleza pero que eran mucho más sutiles (como la definición de koshas o los nadis) y más difíciles de percibir, y que también formaba parte de nuestro “todo”.

 

  • La unión externa se refiere a la experiencia de dualidad que la mente nos crea respecto al entorno que nos rodea. Solemos pensar siempre en términos de dualidad: existe el mundo y existimos nosotros. Y nos percibimos como entidades separadas respecto a lo que nos rodea. Establecemos una barrera, una frontera entre el resto del mundo y nosotros.

El yoga, ante estas percepciones, lo que nos dice es que no existe -en ninguna de las dos coordenadas- diferencia. Que, en realidad, tu mente es la que está creando una dualidad y te hace sentir que, por ejemplo, lo que pasa en tu mente no afecta a tu cuerpo (y al revés) y que tú eres algo diferente, aislado, respecto a todo el mundo que te rodea.

La mente no puede hacer otra cosa que crear dicha dualidad, pues funciona así… La práctica del Yoga lo que busca es que experimentes -más allá de tus pensamientos- esta unión con todo.

 

Cómo percibir la Unión. El arte de ser consciente

Contemplación en Vajrasana

Muchos son los pilares en los que se cimienta el Yoga, pero uno de los principales -si no, el principal- es la Conciencia.

La Conciencia es darse cuenta. Darse cuenta es prestar atención, observar, ser testigo. No se trata de recibir una información e interpretarla y luego pasar a otra. No se trata de realizar juicios de valor respecto a lo que sucede en nosotros o fuera de nosotros. No es, por ejemplo, observar el movimiento de tu cuerpo y analizar si está bien hecho, si no está bien hecho, si es bonito, si es feo, si te sale bien, si te sale mal… No. Es solo estar ahí mirando, viendo, observando y ya está. Es despertar a lo que sucede en este instante. Despertar y ver.

Y el primer paso para ser consciente es prestarle mucha atención a tu cuerpo. Y entonces ocurre el milagro. Dejas de hacer muchas cosas que antes hacías, y tu cuerpo se siente más relajado y más tranquilo. Y después pasas a observar tus pensamientos, tu mente… Y te das cuenta de todos los pensamientos que surcan tu mente y de la verdadera importancia de cada uno de ellos. Y entonces comienzas a aprender a silenciar la mente.

Las técnicas de yoga son una herramienta para ser consciente. Para darte cuenta. No se trata de valorar nada, de conseguir nada, de obtener algo a cambio. Sino de desprenderse. Desprenderse de los juicios, de las valoraciones y escuchar. Mantenerte atenta y escuchando. Conectar. Contactar.

Artículos relacionados